sábado, 29 de enero de 2011

Sentencia nº20

Siempre llevé los pantalones rotos
             ..... y el corazón a juego.

viernes, 28 de enero de 2011

Sentencia nº19

Me gusta besarte ahí, sí, justo ahí, un poquito más abajo de la barbilla.

jueves, 27 de enero de 2011

Sentencia nº18

Por olvidar tu tierno amor
                               me he convertido en exiliado.

miércoles, 26 de enero de 2011

Sentencia nº17

Siempre preferí la condena de tus labios
                                     al libre desatino solitario.

martes, 25 de enero de 2011

Sentencia nº16


Al ángelus vi un cielo tan límpido que erizaba los cabellos.

domingo, 23 de enero de 2011

Prólogo

Aún quedan restos de prosa sucia y nítida bajo mis sandalias de cuero cristalizado. Pido perdón al respetable por el lamentable espectáculo de mi poemario, por llamarlo de algún modo, aun a sabiendas de que este término pueda herir las sensibilidades artísticas más ortodoxas. El arte ha de ser otra cosa, otra sustancia que otrora se prodigara más por estos lares terrenos y que, hoy por hoy, queda relegado a los altares de los dioses futuros o al recuerdo eternamente olvidado. Con esto quiero hacer hincapié en que no hay arte en cuanto escribo, ni tal pretensión pudiera jamás velar mis ojos mortales, no soy tan petulante, aunque probablemente el uso del término en cuestión me convierta ipso facto en aquello de lo que huyo. Son gajes de la gramática. Simple autocatarsis es lo que ha de buscarse, y encontrarse, excreción de lo dañino y pernicioso para mi psique, dado mi carácter melancólico. Ahora bien, ora pro nobis, sí que es cierto que la búsqueda de Dyonisos, el Amor fati,  están implícitos en cada sílaba de mis escritos, regocijándose del dolor y saboreando todos los placeres. Sentada esta sentencia y establecida la tabula rasa, me queda purificar mi cuerpo en el agua de fuego del Tera, que dormita al otro lado de mi ventana, paciente, tranquilo, frío y manso, cual estrella nival. Él me limpiará del sucio parto…

jueves, 20 de enero de 2011

Aprendiendo del maestro Diógenes





Estaba en una ocasión pidiendo limosna a una estatua. Preguntándole por qué lo hacía, contestó: "Me ejercito en fracasar."

Sentencia nº 15 (La niña bonita)

Qué bonitas son las mujeres.

miércoles, 19 de enero de 2011

Sentencia nº14

Si publicar supone, como creo

convertirse en mercachifle, en buhonero

de palabras y morfemas, voto a tal que quiero

seguir siendo un poeta, un don nadie de la calle

pero sincero

lunes, 17 de enero de 2011

El orador horadado (LOcUrA)

hullus çmenduri Wahnsinn вар'яцтва лудост bogeria šílenství ludilo vanvid šialenstvo
norost locura hulluus la folie madness τρέλλα ırültség kegilaan brjálæði follia ārprāts
beprotyb÷ лудило dimenzja krankzinnigheid galskap szaleństwo nebunie безумие
лудило galenskap wazimu delilik безумство ñiên ro 愚かさ 愚蠢 精神錯亂نونج
zoramena hullus çmenduri Wahnsinn вар'яцтва лудост bogeria šílenství ludilo vanvid
šialenstvo norost locura hulluus la folie madness τρέλλα ırültség kegilaan brjálæði follia
ārprātsbeprotyb÷ лудило dimenzja krankzinnigheid galskap szaleństwo nebunie безумие лудило
galenskap wazimu delilik безумство ñiên ro 愚かさ 愚蠢 精神錯亂نونج zoramena
hullus çmenduri Wahnsinn вар'яцтва лудост bogeria šílenství ludilo vanvid šialenstvo
norost locura hulluus la folie madness τρέλλα ırültség kegilaan brjálæði follia ārprāts
beprotyb÷ лудило dimenzja krankzinnigheid galskap szaleństwo nebunie безумие лудило
galenskap wazimu delilik безумство ñiên ro 愚かさ 愚蠢 精神錯亂نونج zoramena
hullus çmenduri Wahnsinn вар'яцтва лудост bogeria šílenství ludilo vanvid šialenstvo
norost locura hulluus la folie madness τρέλλα ırültség kegilaan brjálæði follia ārprāts
beprotyb÷ лудило dimenzja krankzinnigheid galskap szaleństwo nebunie безумие лудило
galenskap wazimu delilik безумство ñiên ro 愚かさ 愚蠢 精神錯亂نونج zoramena
hullus çmenduri Wahnsinn вар'яцтва лудост bogeria šílenství ludilo vanvid šialenstvo
norost locura hulluus la folie madness τρέλλα ırültség kegilaan brjálæði follia ārprāts
beprotyb÷ лудило dimenzja krankzinnigheid galskap szaleństwo nebunie безумие лудило
galenskap wazimu delilik безумство ñiên ro 愚かさ 愚蠢 精神錯亂نونج zoramena
hullus çmenduri Wahnsinn вар'яцтва лудост bogeria šílenství ludilo vanvid šialenstvo
norost locura hulluus la folie madness τρέλλα ırültség kegilaan brjálæði follia ārprāts
beprotyb÷ лудило dimenzja krankzinnigheid galskap szaleństwo nebunie безумие лудило
galenskap wazimu delilik безумство ñiên ro 愚かさ 愚蠢 精神錯亂نونج zoramena
hullus çmenduri Wahnsinn вар'яцтва лудост bogeria šílenství ludilo vanvid šialenstvo
norost locura hulluus la folie madness τρέλλα ırültség kegilaan brjálæði follia ārprāts
beprotyb÷ лудило dimenzja krankzinnigheid galskap szaleństwo nebunie безумие лудило
galenskap wazimu delilik безумство ñiên ro 愚かさ 愚蠢 精神錯亂نونج zoramena
hullus çmenduri Wahnsinn вар'яцтва лудост bogeria šílenství ludilo vanvid šialenstvo
norost locura hulluus la folie madness τρέλλα ırültség kegilaan brjálæði follia ārprāts
beprotyb÷ лудило dimenzja krankzinnigheid galskap szaleństwo nebunie безумие лудило
galenskap wazimu delilik безумство ñiên ro 愚かさ 愚蠢 精神錯亂نونج zoramena
hullus çmenduri Wahnsinn вар'яцтва лудост bogeria šílenství ludilo vanvid šialenstvo
norost locura hulluus la folie madness τρέλλα ırültség kegilaan brjálæði follia ārprāts
beprotyb÷ лудило dimenzja krankzinnigheid galskap szaleństwo nebunie безумие лудило
galenskap wazimu delilik безумство ñiên ro 愚かさ 愚蠢 精神錯亂نونج zoramena
hullus çmenduri Wahnsinn вар'яцтва лудост bogeria šílenství ludilo vanvid šialenstvo
norost locura hulluus la folie madness τρέλλα ırültség kegilaan brjálæði follia ārprāts
beprotyb÷ лудило dimenzja krankzinnigheid galskap szaleństwo nebunie безумие лудило
galenskap wazimu delilik безумство ñiên ro 愚かさ 愚蠢 精神錯亂نونج zoramena
hullus çmenduri Wahnsinn вар'яцтва лудост bogeria šílenství ludilo vanvid šialenstvo
norost locura hulluus la folie madness τρέλλα ırültség kegilaan brjálæði follia ārprāts
beprotyb÷ лудило dimenzja krankzinnigheid galskap szaleństwo nebunie безумие лудило
galenskap wazimu delilik безумство ñiên ro 愚かさ 愚蠢 精神錯亂نونج zoramena
hullus çmenduri Wahnsinn вар'яцтва лудост bogeria šílenství ludilo vanvid šialenstvo
norost locura hulluus la folie madness τρέλλα ırültség kegilaan brjálæði follia ārprāts
beprotyb÷ лудило dimenzja krankzinnigheid galskap szaleństwo nebunie безумие лудило
galenskap wazimu delilik безумство ñiên ro 愚かさ 愚蠢 精神錯亂نونج zoramena

domingo, 16 de enero de 2011

El horador oradado (Epílogo)


La araña baila su danza sobre el neón de la contienda, el piano enmudece, amordazado por poco tiempo por la razón que subyace en cada epitelio del sueño lisérgico. Psicotropía como cultura y cultura como arte inacabado, efímero, mal que nos pese. La rueda del dharma sigue su curso, como el dial del transistor, om mani padme hum.


Mantra:

El horador libando sus licores libaneses, confundiendo lividez con levedad, liviano como pestaña de elfo, se deja flotar por siempre en el océano del qué vendrá. Repartiendo regalos innecesarios. Las fechas navideñas nada tienen  que ver con esto, responde a otras razones. Repartiendo zapatos de cenicienta encontró el camino hacia su infancia, a la tercera transformación del espíritu, al país de las maravillas de neverland. Al wonderland del neverland. El país del terrorismo poético, de la belleza como razón de su existencia, de la felicidad de la tortuga, del cubrir la piel con piel, de besar los labios de la noche, de los masajes gratuitos y los ojos de placer. Al neverland de la inocencia, del sombrerero loco y una nariz de payaso. 


Madness is madness, todo se reduce a eso.


Je vis follement, je vis à la folie.


El horador no tiene consuelo, ni público que beba de sus pestañas. Ni falta que le hacen.


- FIN -

Sentencia nº13

Intenté dejarme arder,


       pero pronto comprendí: soy incombustible.

viernes, 14 de enero de 2011

Sentencia nº12

El hábito no hace al monje,
          
                ni la parker al escritor.

martes, 11 de enero de 2011

El orador horadado (Capítulo 18º)


El horador destila la abulia de sus tardes en alquitaras somnolientas, cual alquimista del hastío, libando su pereza. Cocina la muerte en su despensa, discrepa de sí mismo y se mece por las olas de su sopa. Los ojos de mujer, ay esos ojos, hace noches que no aparecen. Es extraño, nunca los vio a la luz del día, siempre protegidos por un manto de tinieblas. Los relojes, dalinianos testigos del paso irremisible de un tiempo que no le sobra, le miran por encima del hombro. Relojes mirando al hombre por encima del hombro. Un cáustico desencuentro de terraplenes, de trágicas pendientes. Un no tener a quién decirle que no tiene nada que decir. El piano permanece hoy mudo al otro lado del orbe de la sala. Cortinas sedosas, mecidas de la corriente, se dejan atardecer, biseladas por el ocaso.


-Monotonía, monólogo, monosílabo. Mono, mono, mono. Demasiado simiesco.


Vías férreas de un destino que no lleva a ninguna parte, dónde, cuándo y por qué se produjo el cambio de agujas. Dónde perdió el camino, presagio de muerte, de pequeñas muertes, de renuncias. Un eterno retorno de lo mismo, de lo absurdo, una cinta de Moebius alquitranada, bien delimitada, una jaula de rutina, mil veces caminando por su única superficie monoédrica. 


De nuevo el dichoso prefijo solitario, el cactus en el desierto lunar, el ave solitario, exiliado de la bandada. Floreciendo en silencio, alcanzando los niveles más maravillosos de belleza, un cacto en flor hecho arte, ARTE con mayúsculas, arte de verdad por primera vez en la historia, floreciendo en silencio, floreciendo para nadie, nunca será contemplado por retina alguna, floreciendo para nada.


Primera edición, Editorial Sudamericana, Buenos Aires, © 1963. 8º 155págs., en la primera página, reliquia de santo, de místico profeta, en el altar de la entropía.


Una fiesta sin payaso y el vaso medio vacío, sin lista de la compra y sin caja de galletas. 


El horador se corona con aureolas de espinas estroboscópicas, y un disparo lejano le despierta de su arrullo.

lunes, 10 de enero de 2011

Sentencia nº11

Hoy madrugó tanto el arco iris que salió antes que el sol.

domingo, 9 de enero de 2011

Sentencia nº10

Únicamente hay un eufemismo con el que me deleite y me sirva de  trinchera, y no es otro que la siguiente frase:


      "Mi éxito en la vida siempre ha sido limitado".

sábado, 8 de enero de 2011

Sentencia nº 9

Saber de geografía erótica


         nunca hizo daño a nadie.

jueves, 6 de enero de 2011

La vida es ese efímero pestañeo que sucede entre la felicidad y la nostalgia.


A Yoli, que la tierra te sea leve, compañera

martes, 4 de enero de 2011

MANIFIESTO DE LOS POETAS MOJADOS


Poetas, vates, rapsodas. Poetas en el sentido amplio de la palabra, por extensión, persona que tiene sensibilidad poética. Hay poetas que jamás escribieron un verso. Todos aquellos que vivís de manera distinta, que os sabéis distintos, que vivís la belleza, aquellos que os sabéis poseedores de una sensibilidad especial. A vosotros va dirigida esta llamada.

Hace unos días en la exploración casi diaria que hago del mundo blogger encontré unos versos de la terrible poeta del fracaso Mareva Mayo ( http://hogueradeideas.blogspot.com/ ,    http://sordidosdesiertos.blogspot.com/, http://pielesdesgastadas.blogspot.com/), a la cual considero ya como de mi familia a pesar de que nunca nos hayamos visto. El caso es que los versos que aquí os dejo me dieron una absurda, aunque no por ello menos bella, idea.

De sobra vamos con la primera ventana rota
con la mirada que trajo el invierno
con la única noche que podemos recordar cuando deseamos morir
de sobra y desencajados, como un hombre de hielo sin piedras

todavía el error de vendarnos las heridas, de cubrirnos la tristeza, de vivir, sí, mejor con la estufa encendida; como si esta muerte fuera a alegrarnos el corazón, como si mañana, ruido que quiebra el pasillo que crucé para regar las flores, ¿cuántas veces ha llovido desde que vemos por el cristal a la montaña acercarse? ¿cuántas y ni una vez nos hemos mojado?

¿Cuántas y ni una vez nos hemos mojado?
¿Cuántas y ni una vez nos hemos mojado?
¿Cuántas y ni una vez nos hemos mojado?

Ese verso se repite como un eco insistente en mi cabeza desde entonces, un resorte de locura y de absurdo ha sido accionado y no puedo devolverlo a su posición originaria. Algo ha cambiado dentro de mí. ¿Cuántas y ni una vez nos hemos mojado? ¿No es hora ya de que nos mojemos, compañeros, camaradas, hermanos poetas? ¿No ha llegado el momento de que nos moje a todos la misma lluvia? El concepto es muy sencillo y complejo al mismo tiempo. Una concentración poética bajo la lluvia, gente distinta mojándose bajo la misma llovizna, la lluvia aceptada como regalo. Sin paraguas, ni gorro, ni sombrero, sólo una marabunta de cabellos mojados, de desafío a la lógica y lo establecido, puede incluso que de valientes cuerpos desnudos empapados. No soy un ingenuo, y soy consciente de que la imposibilidad derivada de la teoría del caos o del efecto mariposa, de predecir con absoluta certeza los acontecimientos meteorológicos, aparte obviamente de la evidencia de que no puede llover al mismo tiempo en todo el mundo, complica mi planteamiento. Sin embargo, qué sería del arte, de la belleza, sin la incertidumbre. Acaso cada titubeo, cada espacio vacío, cada duda, no hace la vida más interesante. Tenemos medios de sobra. Tenemos las redes sociales, tenemos el tan temido pásalo. Tenemos lo necesario para elegir un día de alta probabilidad de precipitación, cada uno en nuestra ciudad y organizar la concentración de los poetas mojados. Este manifiesto es tan sólo una propuesta que puede ser discutida y mejorada con vuestras ideas. Lo tenemos todo. ¿Tenemos las ganas?

lunes, 3 de enero de 2011

Sentencia nº7

 -
Me rodeé siempre 

             de bellas mujeres del alma


pues son la digna argamasa que sustenta

              mi presunto arte dudoso.

sábado, 1 de enero de 2011

El orador horadado (Capítulo 17º)

-¿De dónde vienes?- preguntó el piano.

-De dar una vuelta por la tierra y pasearme por ella.-contestó el horador.

-No sabía que te deleitaras en los pasajes bíblicos. El guíglico te pega más.-bromeaba el piano.

-Hay muchas cosas de mí que no sabes.- dijo el horador con falso misterio en la sonrisa. Le estaba gustando el juego.- ¿Dónde está tu cortesía, por cierto?

-La cortesía para las cortesanas. Te veo distinto, viejo profesor. Tienes un halo alegre.

- Tal vez esté mejorando, por mí mismo, basando la felicidad en el yo. Si estoy bien conmigo, estoy bien con los demás y todo fluye ¿no es eso? ¿no es lo que siempre dices?

-Es lo que tienes que hacer. A ti te tendrás siempre, la gente va y viene, todo cambia, nada permanece. Basar la felicidad en el yo es bueno.

-Eso me está quedando clarísimo.

-Porque así conseguirás brillar. Y, al brillar, el mundo danzará contigo.

-¡Qué bonito! Me vas a quitar el puesto.

-Ayer te abronqué y te dije lo mismo. Pero en negativo. En positivo suena mejor, ¿verdad?

-Indudablemente.

-Y precisamente esa es otra lección. Siempre hay que translucir el lado positivo.

-Estás inspiradísima.

-Eres un hueso duro, pero no tanto como crees. Sé en quién pensabas cuando decidiste volver a la librería, sé de quién son esos ojos aunque tú hayas olvidado el contexto en que enmarcar su mirada.

-Me asusta que puedas conocerme mejor que yo mismo, a pesar de lo que dije antes. No importa que tengamos una cosmovisión distinta de la vida. El fin es el mismo, no importa el trazo, somos el mismo camino por andar, la misma meta difuminada, todos, da igual hombres o piano, en tu caso. No me dejas otra salida que darte la razón en demasiadas cosas.

-Lo supiste desde el principio.

Así habló el piano.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cultura Libre y Desobediencia (Comparte la cultura) ANTI-SGAE

La Lista de Sinde
Creative Commons License
La Caverna de Zarathustra by Albert Peterson is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.
Based on a work at lacavernadezarathustra.blogspot.com.es.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://creativecommons.org/licenses/.